ISSSTEESIN, rebasado en lo financiero para atender a trabajadores: JEDV

14 04 19 JEDV

*Tiene ingresos por 365 mdp al año, pero debe erogar 2 mil 300 mdp 

Por José Ángel Estrada 

Culiacán, Sinaloa.- El aumento de aproximadamente 10 años en la esperanza de vida de las personas, el incremento de los derechohabientes, la incorporación de trabajadores de Cobaes sin previas aportaciones, el congelamiento de cuotas y aportaciones con base en una ley que no se ha modificado desde su origen, son elementos que han llevado en su conjunto al ISSSTEESIN a que 17 mil trabajadores activos aporten para pagar la nómina de 10 mil jubilados y en consecuencia haya necesidad de sobrevivir a bases de subsidios.

Lo anterior lo reconoció el director general de este instituto, Jesús Ernesto Delgado Valverde, quien precisó que esta información es la que ha estado llevando a todo el estado, pues ha recorrido prácticamente todos los municipios, siempre acompañado por delegados sindicales u otros miembros de la sección 53 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En estos recorridos, reconoció, se ha encontrado muchas dudas sobre la situación financiera del instituto, pero también mucha desinformación de las necesidades financieras.

Al preguntarle qué implica que el número de pensionados y jubilados ya sea una cantidad cercana al número de trabajadores en activo, respondió que simplemente el dinero que le entra al instituto por concepto de cuotas y aportaciones ya no alcanza para pagarle a todos los jubilados y pensionados.

Recordó que cuando se formó el ISSSTEESIN, se hicieron estudios actuariales y éstos indicaban que para darle viabilidad financiera al instituto, la relación tenía que ser que por cada mil trabajadores en activo debía haber 200 trabajadores jubilados, tomando en cuenta que son los activos los que pagan cuotas para garantizarles el pago de pensiones a los segundos y también para ir acumulando un fondo que les garantice a ellos su pensión una vez que llegue el momento de retirarse de la vida laboral.

Es decir, dijo haciendo cuentas, con los aproximadamente 17 mil trabajadores que hay activos en estos momentos, en el instituto sólo debiera haber 3 mil 400 jubilados y pensionados, y sin embargo hay tres veces esa cantidad, pues ya hay 10 mil jubilados y pensionados.

En cantidades de dinero, agrega que ello se traduce en que lo que las cuotas que pagan los trabajadores y las aportaciones que hace el Gobierno del Estado, simplemente no alcanza para pagar la nómina de los jubilados y pensionados.

Precisa: al instituto le entran 15 millones cada quincena por cuotas de los trabajadores y aportaciones del Gobierno del Estado, pero en contraparte tiene la obligación de pagar una nómina de 87 millones de pesos cada quincena.

Es decir, precisó, cada quincena el instituto acumula un déficit de 72 millones de pesos, que se va a 144 millones de pesos al mes.

En el ejercicio de cuentas, el director Delgado Valverde resume que cada año el instituto debe pagar una nómina de 2 mil 300 millones de pesos, pero únicamente le entran 365 millones de pesos por las citadas cuotas y aportaciones.

--¿Si solo le entran 355 millones de pesos al año de dónde agarra el resto para pagar los 2 mil 300 millones?-- se le pregunta.

--El Gobierno del Estado entrega un subsidio de casi dos mil millones de pesos cada año--- responde.

Pero el problema sigue agravándose, dice, porque hace algunos años, cuando se aprobó la reforma educativa que hoy se quiere abrogar, se generó mucho temor entre los trabajadores de la educación y se vino una oleada de mil 500 jubilaciones de golpe y porrazo, y hace poco se repitió este fenómeno cuando se especuló que se iba a reformar la Ley ISSSTEESIN, y en el presente año hay mil 400 trabajadores que están en posibilidad de jubilarse.

--¿El problema pudiera agravarse?

--El problema puede ser de tal magnitud, que si un día el Gobierno del Estado dice que no tiene dinero para seguir subsidiando y que sólo hará las aportaciones que la ley le marca, en ese momento los jubilados y pensionados dejarían de recibir su quincena o si recibieran algo serían unos cientos de pesos nada más.

“Eso ya sucedió en Baja California y fue catastrófico para los jubilados y pensionados”.

--¿Por qué no alcanzan las cuotas y las aportaciones?

--Porque se mantienen las cuotas que se fijaron en la Ley del ISSSTEESIN, que fue en 1960, que para el caso de los trabajadores son del 8 por ciento de su sueldo, en tanto que el Gobierno Federal aporta el 12 por ciento.

“En otras entidades, en los institutos homólogos las cuotas de los trabajadores son más altas, y van del 12.0 hasta el 17.5 por ciento, pero también las aportaciones de los respectivos gobiernos estatales van del 24 al 35 por ciento.

“Otra de las razones por las que no alcanza el dinero es que cuando se creó el ISSSTEESIN la esperanza de vida era de aproximadamente 60 años y ahora es de más de 70 años. Ello quiere decir que a cada trabajador jubilado en promedio se le están pagando 10 años más de lo que supuestamente se les iba a pagar, y eso no se proyectó en su momento.

“El único agregado a la Ley Isssteesin fue que a partir de 1978 se deberían incrementar las cuotas y aportaciones en la medida que fuera pertinente para mantener la sustentabilidad financiera del instituto. Sin embargo, las cuotas y aportaciones nunca se han incrementado”.

De los municipios que ha recorrido para exponer esta problemática, el director dl ISSSTEESIN menciona los de San Ignacio, Elota, Cosalá, Mocorito, Navolato, Salvador Alvarado, Angostura, El Fuerte, Sinaloa, Guasave, Ahome y Badiraguato, y adelanta que hará lo propio en Mazatlán, Rosario, Escuinapa y Culiacán.

COLUMNISTAS

article thumbnailPor Miguel Alonso Rivera Bojórquez Previo a la cuaresma es el “adiós a la carne” o Carnaval. La cuaresma es la parte del año litúrgico que invita a la...

@PHOTOLOSA