Estamos Vivos

02 04 18 columna miguel

Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez

El domingo, que para algunos fue de Gloria y para otros de Pascua Florida, se recordó la resurrección de Jesús, el hijo de Dios, al tercer día de su muerte en la cruz.

De hecho, la Pascua representa emblemáticamente la idea de que después de morir, los seres humanos accedemos a otra dimensión, al inicio de otra vida, al paraíso, a la gloria quizás.

Sin embargo, afortunadamente, parafraseando la canción Ópera Prima de la inspiración de Daniel Murillo, “Estamos Vivos, afortunado quien pueda decir lo mismo”.

Tengo el privilegio de conocer a los integrantes del Trío Azteca: Roberto Zazueta, Ramón Camargo y Daniel Murillo, sus familias, sus esposas y sus hijos; sus historias, sus anocheceres, sus fiestas, sus cantinas, sus sueños, los ecos de sus risas y sus décadas de música, bohemia y poesía.

El 10 de enero de 2018 falleció mi amiga Leticia Engracia Guzmán Pulido, esposa de Daniel Murillo. Una mujer trabajadora y entrañable que dejó huella. Le sobreviven su hijo Alexis Daniel Murillo y su mamá, la señora María Engracia Pulido.

Esta canción, de la que platiqué muchas veces con Lety, es un himno y un homenaje a la vida, a los que estamos vivos y a los que, aunque están en esa otra dimensión, siguen vivos en nuestros corazones.

“Estamos vivos ¡Oh, qué alegría! Hay que darle gracias a Dios por este día, estamos vivos ¡Oh, qué hermosura! Es ver la Tierra, el sol, el mar, la vida misma.

Estamos vivos: no desperdicies ni un instante de tu vida, hay que enfrentar la adversidad con valentía, si el mal te arropa, con el bien dale salida.

Estamos vivos ¡Afortunado quien pueda decir lo mismo! Mi corazón palpita ahora a mejor ritmo, ¡Gracias a Dios, Estamos vivos!

Estamos vivos, es el momento de hacer aquello que pensamos y no hicimos; estamos vivos: no pierdas tiempo, entrega todo y deja huella en tu camino”.

La canción repite estos versos:

“Estamos vivos: no desperdicies ni un instante de tu vida, hay que enfrentar la adversidad con valentía, si el mal te arropa, con el bien dale salida.

Estamos vivos ¡Afortunado quien pueda decir lo mismo! Mi corazón palpita ahora a mejor ritmo. ¡Gracias a Dios, Estamos vivos!”

¡Qué esta canción sea escuchada como una lección de vida!

La iniciativa de este video, la idea y la dirección artística fue de mi hijo Luis Ángel Rivera Ayala, un joven con visión tridimensional, un genio del intelecto con un talento especial, que vive en su realidad, amigo de la naturaleza y un artista amante de las historietas, creador y director de esta página Logo Comic. Sirva este video no solamente como un homenaje a la vida y a Hans Asperger, autor de “La vida vivida”, a los desafíos de cada episodio de una existencia en un universo interno pintado con crayones mágicos.

Columnas de Opinión

SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGUA...
SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGUA DISPONIBLE EN MEXICO

NUEVA CULTURA DEL AGUA SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGU [ ... ]

Quirino da su 2do Informe en el Pal...
Quirino da su 2do Informe en el Palenque

PUENTE NEGRO ¡Cierren las puertas! Quirino da su 2do In [ ... ]

LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER DE...
LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER DE AGUA A LA POBLACION

NUEVA CULTURA DEL AGUA LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER D [ ... ]

AMLO en Sinaloa: La firma de Víctor...


  Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez –Sí, ahí  [ ... ]

CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS...
CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS AFEITAR…

NUEVA CULTURA DEL AGUA CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEA [ ... ]

Ausencia total de cortesía
Ausencia total de cortesía


Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez  Caminaba con mi [ ... ]