Réquiem por un ideal periodístico. Javier Valdez Cárdenas

22 05 17 cuen

Microscopio Social
Héctor Melesio Cuén Ojeda 
 
En memoria su profesionalismo y legado

Hoy nuevamente el periodismo nacional e internacional está de luto, ya que en punto de mediodía del lunes 15 de mayo, privaron cobarde y arteramente de la vida a un gran periodista sinaloense, investigador y escritor, de conducta intachable y ejemplar para su  familia, su gremio y la sociedad en general.

Este oprobioso crimen consternó a toda la sociedad sinaloense. A su afligida esposa, Griselda Triana –trabajadora de nuestra Alma Mater– y a sus hijos, Tania y Francisco, les expresamos nuestra tristeza e indignación. Sabemos que fue un padre ejemplar, una persona de hondo sentido humanista, siempre muy presto para ayudar a sus semejantes y orientar a sus compañeros periodistas. Su asesinato no solo cimbró al gremio periodístico de todo el mundo, también, al gobierno de Sinaloa, y por supuesto, a la sociedad sinaloense.

Además, con sus cinco libros de trascendencia nacional e internacional nos dejó un legado cultural muy útil para examinar y realizar investigación académica acerca del narcotráfico y de la delincuencia organizada. Por lo anterior, la ausencia de Javier Valdez Cárdenas también deja un enorme vacío en el ámbito del periodismo sinaloense.

Nos unimos a las cada vez más numerosas voces para exigir a las autoridades competentes que se esclarezcan los hechos y se haga pronta justicia en éste y todos los asuntos criminales aún no aclarados. Que no nos vengan con “chivos expiatorios”, o con endebles investigaciones ministeriales, únicamente para salir del paso ante la presión e irritación social.

De ninguna manera deseamos que sigan ocurriendo este tipo de acciones violentas que agravian cada vez más a la ciudadanía,  al contrario, exigimos que las carpetas de investigación se realicen con auténtico profesionalismo, seriedad, ética y genuina justicia, apoyados técnica y debidamente en las ciencias jurídico-penales. No queremos que este hecho quede impune, como miles que se han suscitado en nuestra entidad y en el país.

La sociedad y las familias de bien, amas de casa, padres de familia, empresarios y organismos empresariales y gremiales, así como académicos, líderes e intelectuales, ya estamos hartos de tanta inseguridad, impunidad y simulación, ante la ineficacia que han mostrado en los hechos las autoridades en la materia.

El pueblo de México, particularmente el de Sinaloa, ya no queremos seguir viviendo en la zozobra que deriva de la enorme inseguridad pública que padecemos.

En las últimas dos décadas en nuestra entidad, los homicidios dolosos se han incrementado alrededor del 300%, a pesar de que el presupuesto público destinado en materia de seguridad pública ha aumentado hasta diez veces en todo ese tiempo.

Ello significa que los programas, sus objetivos, estrategias, líneas de accióny  metas,no han funcionado como debieran. En lo que va de este año, se tienen registrados poco más 600 homicidios. La mayoría han quedado impunes, lo que demuestra una clara ineficiencia en este tema particular.

Sabemos que el problema de la criminalidad constituye un asunto complejo que se origina por diversos factores. Por ese motivo,es pertinente mencionar que como diputados de la anterior y la actual Legislatura local, hemos presentado diversas iniciativas de ley que tienen como propósito ir al fondo de las causas de este mal. El 14 de noviembre del 2014, los entonces diputados Robespierre Lizárraga Otero, María del Rosario Sánchez Zatarain y el colaborador de esta columna, presentamos al H. Congreso del Estado, una iniciativa de ley con proyecto de decreto, denominadaLey del Instituto de Prevención del Delito para el Estado de Sinaloa, así como otras muy diversas que tienen por objeto generar condiciones más propicias en la entidad, y que se vinculan con el desarrollo social y económico para efecto de ir solucionando la criminalidad que tanto nos agobia.

Estoy convencido que para Javier Valdez esta era una sus principales preocupaciones, y la comentó en diferentes ocasiones de la siguiente forma: “como periodistas, no podemos callarnos, nuestro trabajo tiene que ser consecuente para no vivir en el infierno en que nos encontramos”

Javier Valdez Cárdenas, descanse en paz.

Gracias y que pasen un excelente fin de semana.

Subcategorías

Microscopio Social

ojeda 640x480

 

El fracaso de la política social en México

 

*Por Héctor Melesio Cuén Ojeda

 

 

Hace apenas unos días el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) reportó que durante los primeros años de gobierno del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entre 2012 y 2014 la población en pobreza creció cerca de dos millones de personas, sobre todo en zonas urbanas, al pasar de 53.3 millones de mexicanos (45.5%) a 55.3 millones (46.2%).En este sentido, uno de cada dos mexicanos vive en esa condición.

El índice nacional de la pobreza se incrementó porque en ocho estados se falló en su combate; esto sucedió en Veracruz, Morelos, Oaxaca, Estado de México, Sinaloa, Coahuila, Hidalgo y Baja California Sur, mientras que en el resto de los estados se redujo.

El mismo reporte confirma que los ingresos de los mexicanos no mejoraron sino que, por el contrario, desde hace 20 años muestran un decremento. De esta forma, la población con ingresos inferiores a la línea de bienestar (para que se comprenda mejor: los ciudadanos que no tienen recursos para adquirir la canasta alimentaria) pasó de 60.6 millones (51.6%) a 63.8 millones (53.2%). Esto nos dice que poco más de la mitad de los mexicanos tiene un ingreso mensual menor a los 1300 pesos.La realidad es que de 2005 a 2015 el salario de los trabajadores acumula una pérdida de poder adquisitivo de 25%.

Aunado a lo anterior, un gran problema es que la pobreza se ha extremado, es decir, se ha agravado la condición de pobreza. De acuerdo con la definición del CONEVAL, la pobreza extrema «Es cuando una persona tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índicede Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo», esto es, cuando las personas no pueden satisfacer varias de las necesidades  básicas para vivir, como alimento, agua potable, vivienda, seguridad, educación y salud.Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podrían adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana. Y aunque la pobreza extrema en México disminuyó de 9.8% en 2012 a 9.5% en 2014, es decir, de 11.5 se pasó a 11.4 millones de mexicanos, la cifra sigue siendo alarmante.

Ahora bien, en lo que respecta al aumento de la pobreza, Sinaloa es uno de los ocho estados cuya situación empeoró. De acuerdo con los datos, en 2012 era el 36.3% de la población (1'055,600 personas), para 2014 aumentó al 39.4% (1'167,100 habitantes). Peor aún:también tuvimos un aumento en los índices de pobreza extrema: en 2012 era el 4.5% de la población (130,200 sinaloenses), pero para 2014 se incrementó al 5.3% (155,800 pobladores).

 

09 08 15 pas 1

 

Otros indicadores igual de alarmantes es que en Sinaloa aumentó el porcentaje de ciudadanos que carecen de acceso a los servicios básicos en la vivienda, pasando de 16.1% al 18% de la población. Y aún más grave: el porcentaje de sinaloenses que carece de acceso a la alimentación pasó de 25.9% a 29.6%; es muy lamentable que tres de cada 10 sinaloenses no reciban la comida suficiente para tener una vida activa y sana.Asimismo,es preocupante que el rezago educativo haya aumentado en nuestro estado, pasando de 18.4% a 19.1% de la población, mientras que en el resto el país el rezago educativo disminuyó.

 

09 08 15 pas 2

 

La pobreza en Sinaloa va en ascenso y hasta hoy carecemos de verdaderos programas sociales tanto a nivel estatal como municipal, y en cambio, se adquieren deudas en obras secundarias, lo cual es muy preocupante, pues es como si estuviéramos en una situación económica de abundancia.¿De qué sirve iluminar las calles y avenidas con lámparas ledes si la ciudadanía no tiene ni qué comer?

El aumento de 118,500 pobres en Sinaloa significa más inestabilidad social, un riesgo de mayor violencia y de la problemática de seguridad pública, ya que con ello se incrementa el número de jóvenes sin oportunidades, sin trabajo, lo que redunda en conductas antisociales.

Además, hay que estar muy atentos con lo que pase el próximo año, pues lasautoridades federales han advertido que 2016 será muy difícil para los mexicanos debido a diversos factores: la devaluación del peso, que por cierto el fin de semana estuvo a 16.50 frente al dólar; el desplome que desde el año pasado registran los precios internacionales del petróleo; así como el hecho de que no se ha generado ni crecimiento económico ni empleo, como nos prometieron con la aprobación de las reformas estructurales, entre ellas la energética y la fiscal. Como se recuerda, uno de los objetivos de esta última era reducir los índices de obesidad con el gravamen a los refrescos, pero ahora vemos que lo único que adelgazó fueron los ingresos de la gente.

Todos estos factores, sin lugar a dudas, aumenta el riesgo de mayor violencia e inseguridad.

La pobreza y la reducción de ingresos son problemas que no se pueden ni deben aplazar. Se requiere de una política económica que genere empleo de inmediato, pues solo así podremos asegurar que un mayor número de mexicanos mejore su calidad de vida.

Asimismo, el incremento de la pobreza responde al nulo o lento avance de las políticas públicas; en lugar de que los programas estatales y los programas federales sean únicos y coordinados, en muchos de los estados se da la duplicidad y el mal manejo de estos.

Si no se modifican las políticas públicas, y no se eleva la tasa de crecimiento de la economía y hay una mejor distribución de los ingresos, nuestro país seguirá siendo una fábrica de pobres que ahonde la desigualdad.

En pocas palabras, hasta hoy la política social en México es un fracaso. Por ello, trabajemos fuerte para que el próximo informe del CONEVAL nos muestre una mejora en la calidad de vida de los mexicanos, pero sobre todo de los sinaloenses. Esto es como la agricultura: para poder cosechar, primero hay que sembrar.

Gracias y que pasen una excelente semana.

Columnas de Opinión

SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGUA...
SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGUA DISPONIBLE EN MEXICO

NUEVA CULTURA DEL AGUA SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGU [ ... ]

Quirino da su 2do Informe en el Pal...
Quirino da su 2do Informe en el Palenque

PUENTE NEGRO ¡Cierren las puertas! Quirino da su 2do In [ ... ]

LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER DE...
LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER DE AGUA A LA POBLACION

NUEVA CULTURA DEL AGUA LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER D [ ... ]

AMLO en Sinaloa: La firma de Víctor...


  Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez –Sí, ahí  [ ... ]

CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS...
CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS AFEITAR…

NUEVA CULTURA DEL AGUA CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEA [ ... ]

Ausencia total de cortesía
Ausencia total de cortesía


Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez  Caminaba con mi [ ... ]