Urge mejorar la infraestructura educativa en México.

Melesio cuen



Microscopio Social

Héctor Melesio Cuén Ojeda

El 26 de febrero de 2013 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma de enorme trascendencia al artículo 3° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuyo núcleo esencial fue la calidad de la educación.


Por eso, el párrafo tercero del citado artículo hoy ordena claramente que el Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria —preescolar, primaria, secundaria y bachillerato—, para lo que establece que los materiales y métodos educativos, así como la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos, a fin de que garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos.


Tal contenido normativo del párrafo de referencia, y todas las demás partes de que se compone, es muy importante. Sin embargo, en esta colaboración solo abordaremos el elemento de la infraestructura educativa por la necesidad que se tiene de mejorarla no solo en Sinaloa, sino en todo el país, como lo muestran los hechos y datos duros.


Por principio, según el Foro Económico Mundial, nuestro país ocupa el lugar número 102 de 124 en el mundo en lo que se refiere a la calidad de la educación, lo cual está estrechamente relacionado, entre otros aspectos, con el tema de la infraestructura escolar.


De acuerdo con cifras del sistema educativo mexicano, solo el 10% de las 246,341 escuelas poseen el certificado de calidad, debido a que el 20% de los planteles no cuentan con agua potable y cerca de 4,000 escuelas carecen de energía eléctrica; asimismo, el 36% no tiene drenaje, el 10% no tiene mobiliario adecuado para alumnos y profesores, el 59% carece de salidas de emergencia, 54% adolece de zonas de seguridad, el 24% cuenta con rampas para personas con discapacidad y solo el 10% tiene instalaciones sanitarias habilitadas para ese importante sector de la población.


Un estudio hecho por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) concluyó que solo el 55% de las primarias en el país cuenta con todos los espacios administrativos y de uso común necesario, tales como dirección, tienda escolar o cooperativa, almacén, patio de recreo, áreas verdes y baños. Ello significa que el 45% no tiene dicha infraestructura elemental.


En cuanto al mantenimiento y conservación de las instalaciones, solo el 50% de las primarias en el país posee planteles en buen estado, con una infraestructura bien conservada. En cambio, el 15% de las escuelas presentan problemas en el inmueble, tales como fisuras, cuarteaduras y otros daños visibles. Derivado de esta situación, el INEE y lascomunidades educativas recomiendan diseñar políticas que atiendan de raíz el problema de la infraestructura educativa.


En Sinaloa, la situación en este tema no es mejor, puesto que según el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (CEMABE), en nuestro estado existen 5,103 inmuebles, de los cuales únicamente 3,689 fueron hechos para fines educativos y 1,414 fueron adaptados para estos fines.


De 4,131 inmuebles construidos solo para preescolar, primaria y secundaria, el 77% no dispone de rampas para personas con discapacidad, el 87.67% no cuenta con sanitarios amplios con agarraderas, el 36% carece de áreas deportivas y recreativas, el 16 % no dispone de plaza cívica, el 25% no posee cafetería o tienda escolar, 38 % no tiene cocina o comedor y el 46% carece de aula de usos múltiples.


Asimismo, del total de las escuelas en nuestro estado, solo el 13.21% tiene señales de protección civil, el 17.12% posee rutas de evacuación, el 25.49% cuenta con salidas de emergencia y el 19.09 % tiene zonas de seguridad.
Los datos revelan, además, que el 48.9% de los centros escolares no tienen acceso a drenaje y el 23% no cuenta con agua potable en la red pública. A estos aspectos básicos se suma que el 67.5% no posee acceso a internet, servicio fundamental actualmente para conectarse con el conocimiento global.


Ante esa situación general, el Grupo Parlamentario que coordina el diputado Víctor Antonio Corrales Burgueño en la LXII Legislatura, congruente con los principios, estatutos y programas de acción del instituto político al cual se debe, propuso una iniciativa de Ley de Infraestructura Física Educativa del Estado de Sinaloa, con el objetivo de que la niñez y juventud sinaloense tenga espacios más dignos en las escuelas y existan las condiciones adecuadas para que el proceso enseñanza-aprendizaje sea de calidad, según lo recomienda la pedagogía moderna, y para que los objetivos de la reforma constitucional de 2013 se conviertan en hechos y no solo en postulados jurídicos.

Gracias y que pasen un excelente fin de semana.

Subcategorías

Microscopio Social

ojeda 640x480

 

El fracaso de la política social en México

 

*Por Héctor Melesio Cuén Ojeda

 

 

Hace apenas unos días el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) reportó que durante los primeros años de gobierno del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entre 2012 y 2014 la población en pobreza creció cerca de dos millones de personas, sobre todo en zonas urbanas, al pasar de 53.3 millones de mexicanos (45.5%) a 55.3 millones (46.2%).En este sentido, uno de cada dos mexicanos vive en esa condición.

El índice nacional de la pobreza se incrementó porque en ocho estados se falló en su combate; esto sucedió en Veracruz, Morelos, Oaxaca, Estado de México, Sinaloa, Coahuila, Hidalgo y Baja California Sur, mientras que en el resto de los estados se redujo.

El mismo reporte confirma que los ingresos de los mexicanos no mejoraron sino que, por el contrario, desde hace 20 años muestran un decremento. De esta forma, la población con ingresos inferiores a la línea de bienestar (para que se comprenda mejor: los ciudadanos que no tienen recursos para adquirir la canasta alimentaria) pasó de 60.6 millones (51.6%) a 63.8 millones (53.2%). Esto nos dice que poco más de la mitad de los mexicanos tiene un ingreso mensual menor a los 1300 pesos.La realidad es que de 2005 a 2015 el salario de los trabajadores acumula una pérdida de poder adquisitivo de 25%.

Aunado a lo anterior, un gran problema es que la pobreza se ha extremado, es decir, se ha agravado la condición de pobreza. De acuerdo con la definición del CONEVAL, la pobreza extrema «Es cuando una persona tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índicede Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo», esto es, cuando las personas no pueden satisfacer varias de las necesidades  básicas para vivir, como alimento, agua potable, vivienda, seguridad, educación y salud.Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podrían adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana. Y aunque la pobreza extrema en México disminuyó de 9.8% en 2012 a 9.5% en 2014, es decir, de 11.5 se pasó a 11.4 millones de mexicanos, la cifra sigue siendo alarmante.

Ahora bien, en lo que respecta al aumento de la pobreza, Sinaloa es uno de los ocho estados cuya situación empeoró. De acuerdo con los datos, en 2012 era el 36.3% de la población (1'055,600 personas), para 2014 aumentó al 39.4% (1'167,100 habitantes). Peor aún:también tuvimos un aumento en los índices de pobreza extrema: en 2012 era el 4.5% de la población (130,200 sinaloenses), pero para 2014 se incrementó al 5.3% (155,800 pobladores).

 

09 08 15 pas 1

 

Otros indicadores igual de alarmantes es que en Sinaloa aumentó el porcentaje de ciudadanos que carecen de acceso a los servicios básicos en la vivienda, pasando de 16.1% al 18% de la población. Y aún más grave: el porcentaje de sinaloenses que carece de acceso a la alimentación pasó de 25.9% a 29.6%; es muy lamentable que tres de cada 10 sinaloenses no reciban la comida suficiente para tener una vida activa y sana.Asimismo,es preocupante que el rezago educativo haya aumentado en nuestro estado, pasando de 18.4% a 19.1% de la población, mientras que en el resto el país el rezago educativo disminuyó.

 

09 08 15 pas 2

 

La pobreza en Sinaloa va en ascenso y hasta hoy carecemos de verdaderos programas sociales tanto a nivel estatal como municipal, y en cambio, se adquieren deudas en obras secundarias, lo cual es muy preocupante, pues es como si estuviéramos en una situación económica de abundancia.¿De qué sirve iluminar las calles y avenidas con lámparas ledes si la ciudadanía no tiene ni qué comer?

El aumento de 118,500 pobres en Sinaloa significa más inestabilidad social, un riesgo de mayor violencia y de la problemática de seguridad pública, ya que con ello se incrementa el número de jóvenes sin oportunidades, sin trabajo, lo que redunda en conductas antisociales.

Además, hay que estar muy atentos con lo que pase el próximo año, pues lasautoridades federales han advertido que 2016 será muy difícil para los mexicanos debido a diversos factores: la devaluación del peso, que por cierto el fin de semana estuvo a 16.50 frente al dólar; el desplome que desde el año pasado registran los precios internacionales del petróleo; así como el hecho de que no se ha generado ni crecimiento económico ni empleo, como nos prometieron con la aprobación de las reformas estructurales, entre ellas la energética y la fiscal. Como se recuerda, uno de los objetivos de esta última era reducir los índices de obesidad con el gravamen a los refrescos, pero ahora vemos que lo único que adelgazó fueron los ingresos de la gente.

Todos estos factores, sin lugar a dudas, aumenta el riesgo de mayor violencia e inseguridad.

La pobreza y la reducción de ingresos son problemas que no se pueden ni deben aplazar. Se requiere de una política económica que genere empleo de inmediato, pues solo así podremos asegurar que un mayor número de mexicanos mejore su calidad de vida.

Asimismo, el incremento de la pobreza responde al nulo o lento avance de las políticas públicas; en lugar de que los programas estatales y los programas federales sean únicos y coordinados, en muchos de los estados se da la duplicidad y el mal manejo de estos.

Si no se modifican las políticas públicas, y no se eleva la tasa de crecimiento de la economía y hay una mejor distribución de los ingresos, nuestro país seguirá siendo una fábrica de pobres que ahonde la desigualdad.

En pocas palabras, hasta hoy la política social en México es un fracaso. Por ello, trabajemos fuerte para que el próximo informe del CONEVAL nos muestre una mejora en la calidad de vida de los mexicanos, pero sobre todo de los sinaloenses. Esto es como la agricultura: para poder cosechar, primero hay que sembrar.

Gracias y que pasen una excelente semana.

Columnas de Opinión

SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGUA...
SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGUA DISPONIBLE EN MEXICO

NUEVA CULTURA DEL AGUA SE CARECE DE ESTUDIOS SOBRE EL AGU [ ... ]

Quirino da su 2do Informe en el Pal...
Quirino da su 2do Informe en el Palenque

PUENTE NEGRO ¡Cierren las puertas! Quirino da su 2do In [ ... ]

LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER DE...
LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER DE AGUA A LA POBLACION

NUEVA CULTURA DEL AGUA LA BATALLA DEL FUTURO, ABASTECER D [ ... ]

AMLO en Sinaloa: La firma de Víctor...


  Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez –Sí, ahí  [ ... ]

CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS...
CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS AFEITAR…

NUEVA CULTURA DEL AGUA CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEA [ ... ]

Ausencia total de cortesía
Ausencia total de cortesía


Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez  Caminaba con mi [ ... ]