La solidaridad de los mexicanos: una característica sin igual

cuen ojeda

 

Microscopio Social
Héctor Melesio Cuén Ojeda


La solidaridad de los mexicanos: una característica sin igual

Una de las características de personalidad que distingue a la enorme mayoría del pueblo mexicano ante la adversidad, es su solidaridad. De allí se explica tan positiva, benevolente y humanitaria conducta que se aprecia en los hechos, derivada de los recientes sismos ocurridos este mismo mes de septiembre.

El primero de ellos fue de 8.2 grados en la escala de Richter, que afectó principalmente a los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, cuyo epicentro se localizó en el Golfo de Tehuantepec –calificado como el de mayor intensidad al menos en un siglo–; y el segundo de 7.1 grados en la misma escala, que se sintió de manera sobresaliente en la Ciudad de México, Puebla y Morelos, cuyo epicentro se localizó en esta última entidad, en la localidad denominada Axochiapan, según  el Servicio Sismológico Nacional, los cuales dejaron a cientos de miles de damnificados.


Ambos sismos afectaron enormemente diversas localidades y colonias de esas entidades, los cuales provocaron el colapso y agrietamiento estructural de varios edificios de todo tipo, en las que se incluyen templos, viviendas, condominios verticales y horizontales, así como escuelas.

Lo más trágico es que estas se encontraban operando a plenitud recibiendo clases sus alumnos; destacando el colegio Enrique Rébsamen, donde se encontraban niños de educación básica, lugar en el que se concentraron de manera sobresaliente los medios de comunicación y un equipo humano bien organizado y discplinado de rescatistas.


En este colegio y en otros lugares que se sufrieron severos daños, queda más que evidenciada la gran solidaridad humana, especialmente los miles de personas que rápidamente se organizaron, tratando de rescatar a quienes quedaron atrapados bajo los escombros de los edificios que colapsaron, aun poniendo en riesgo su propia vida. 


Resulta ser verdaderamente conmovedor y emotivo, observar a tanto voluntario trabajando infatigablemente por salvar vidas humanas, así como por rescatar a quienes desafortunadamente la perdieron; pero principalmente por rescatar a quienes todavía les palpita el corazón. Es decir, a quienes aún tienen signos de vida. De manera especial a los niños que quedaron atrapados bajo los escombros del centro educativo mencionado, y que es donde mayormente se ha centrado la atención de los medios masivos de comunicación social, incluidas por supuesto las redes sociales.


En ello se demuestra el sentimiento de unidad  y humanismo que por fortuna aún prevalece en nuestro país, como valor en la inmensa mayoría de los mexicanos, en los que se incluyen tanto a adultos,  como a niños y adolescentes, mujeres y varones. 


Otros vienen haciendo su gesto de solidaridad en favor de quienes hoy nos necesitan, a través de donativos, ya sea en dinero o en especie, canalizados por medio de organizaciones de la sociedad civil, fundaciones e instituciones de carácter privadas y públicas. 


De tal manera que millones de mexicanos estamos prestos para apoyar en causas nobles, como son los hechos de desastres naturales producidos por los resientes sismos.


Es pertinente recordar que este último sismo sucedió al cumplirse exactamente 32 años al acaecido en 1985 en la ciudad de México, en donde lamentablemente perdieron la vida miles de mexicanos. En él también, miles y miles de ciudadanos de todos los estratos sociales demostraron su gran solidaridad y generosidad, quienes se convirtieron en verdaderos héroes nacionales salvando vidas, rescatándolas de los escombros de los edificios colapsados.


Esa fue una gran lección de solidaridad reconocida por las propias autoridades de México y de muchas naciones del mundo.

 
Dicha solidaridad constituye en nuestro país un enorme motor humano que se erige para prestar ayuda a quien más lo necesita, especialmente tratándose de desastres producidos por nuestra madre naturaleza, como son los sismos y huracanes. De tal manera que podemos arribar a la conclusión de que es una característica sinigual que nos distingue a los mexicanos en general.


Ella –la solidaridad–, nos une como mexicanos y nos hace más fuertes como nación, al imponerse ante las adversidades como ésta que hoy estamos viviendo y que nos ha conmocionado a todos, pero que también nos ha convocado a prestar ayuda a quienes más lo necesitan.


La solidaridad, es pertinente mencionarlo también, que ésta es un sentimiento de unidad que por convicción propia y humanística practicamos los 365 días del año en el Partido Sinaloense –PAS–, a través de los más de 60 programas de índole social que tenemos en operación; tratándole de hacer la carga más liviana a quien más lo necesita, especialmente a las personas más vulnerables.


En dichos programas participan centenas de personas de manera voluntaria y desinteresada. Entre ellos hay médicos, enfermeras, trabajadoras sociales y abogados. 


Así como demostramos en los hechos y por convicción propia nuestra solidaridad con las causas más nobles y con los mayormente necesitados. Muchas de nuestras acciones las hacemos de manera silenciosa, tal y como lo hicimos la inmensa mayoría de los cuadros de nuestro partido al reunir y enviar nuestros donativos personales  a los afectados por los dos últimos sismos.

De tal manera que la solidaridad la vivimos como principio y se demuestra con hechos, también es una característica nuestra como a la mayoría de los mexicanos que se ha volcado en ayudar a nuestros congéneres de manera humanitaria.
Gracias y que tengan un feliz de semana.

Subcategorías

  • Microscopio Social

    ojeda 640x480

     

    El fracaso de la política social en México

     

    *Por Héctor Melesio Cuén Ojeda

     

     

    Hace apenas unos días el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) reportó que durante los primeros años de gobierno del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entre 2012 y 2014 la población en pobreza creció cerca de dos millones de personas, sobre todo en zonas urbanas, al pasar de 53.3 millones de mexicanos (45.5%) a 55.3 millones (46.2%).En este sentido, uno de cada dos mexicanos vive en esa condición.

    El índice nacional de la pobreza se incrementó porque en ocho estados se falló en su combate; esto sucedió en Veracruz, Morelos, Oaxaca, Estado de México, Sinaloa, Coahuila, Hidalgo y Baja California Sur, mientras que en el resto de los estados se redujo.

    El mismo reporte confirma que los ingresos de los mexicanos no mejoraron sino que, por el contrario, desde hace 20 años muestran un decremento. De esta forma, la población con ingresos inferiores a la línea de bienestar (para que se comprenda mejor: los ciudadanos que no tienen recursos para adquirir la canasta alimentaria) pasó de 60.6 millones (51.6%) a 63.8 millones (53.2%). Esto nos dice que poco más de la mitad de los mexicanos tiene un ingreso mensual menor a los 1300 pesos.La realidad es que de 2005 a 2015 el salario de los trabajadores acumula una pérdida de poder adquisitivo de 25%.

    Aunado a lo anterior, un gran problema es que la pobreza se ha extremado, es decir, se ha agravado la condición de pobreza. De acuerdo con la definición del CONEVAL, la pobreza extrema «Es cuando una persona tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índicede Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo», esto es, cuando las personas no pueden satisfacer varias de las necesidades  básicas para vivir, como alimento, agua potable, vivienda, seguridad, educación y salud.Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podrían adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana. Y aunque la pobreza extrema en México disminuyó de 9.8% en 2012 a 9.5% en 2014, es decir, de 11.5 se pasó a 11.4 millones de mexicanos, la cifra sigue siendo alarmante.

    Ahora bien, en lo que respecta al aumento de la pobreza, Sinaloa es uno de los ocho estados cuya situación empeoró. De acuerdo con los datos, en 2012 era el 36.3% de la población (1'055,600 personas), para 2014 aumentó al 39.4% (1'167,100 habitantes). Peor aún:también tuvimos un aumento en los índices de pobreza extrema: en 2012 era el 4.5% de la población (130,200 sinaloenses), pero para 2014 se incrementó al 5.3% (155,800 pobladores).

     

    09 08 15 pas 1

     

    Otros indicadores igual de alarmantes es que en Sinaloa aumentó el porcentaje de ciudadanos que carecen de acceso a los servicios básicos en la vivienda, pasando de 16.1% al 18% de la población. Y aún más grave: el porcentaje de sinaloenses que carece de acceso a la alimentación pasó de 25.9% a 29.6%; es muy lamentable que tres de cada 10 sinaloenses no reciban la comida suficiente para tener una vida activa y sana.Asimismo,es preocupante que el rezago educativo haya aumentado en nuestro estado, pasando de 18.4% a 19.1% de la población, mientras que en el resto el país el rezago educativo disminuyó.

     

    09 08 15 pas 2

     

    La pobreza en Sinaloa va en ascenso y hasta hoy carecemos de verdaderos programas sociales tanto a nivel estatal como municipal, y en cambio, se adquieren deudas en obras secundarias, lo cual es muy preocupante, pues es como si estuviéramos en una situación económica de abundancia.¿De qué sirve iluminar las calles y avenidas con lámparas ledes si la ciudadanía no tiene ni qué comer?

    El aumento de 118,500 pobres en Sinaloa significa más inestabilidad social, un riesgo de mayor violencia y de la problemática de seguridad pública, ya que con ello se incrementa el número de jóvenes sin oportunidades, sin trabajo, lo que redunda en conductas antisociales.

    Además, hay que estar muy atentos con lo que pase el próximo año, pues lasautoridades federales han advertido que 2016 será muy difícil para los mexicanos debido a diversos factores: la devaluación del peso, que por cierto el fin de semana estuvo a 16.50 frente al dólar; el desplome que desde el año pasado registran los precios internacionales del petróleo; así como el hecho de que no se ha generado ni crecimiento económico ni empleo, como nos prometieron con la aprobación de las reformas estructurales, entre ellas la energética y la fiscal. Como se recuerda, uno de los objetivos de esta última era reducir los índices de obesidad con el gravamen a los refrescos, pero ahora vemos que lo único que adelgazó fueron los ingresos de la gente.

    Todos estos factores, sin lugar a dudas, aumenta el riesgo de mayor violencia e inseguridad.

    La pobreza y la reducción de ingresos son problemas que no se pueden ni deben aplazar. Se requiere de una política económica que genere empleo de inmediato, pues solo así podremos asegurar que un mayor número de mexicanos mejore su calidad de vida.

    Asimismo, el incremento de la pobreza responde al nulo o lento avance de las políticas públicas; en lugar de que los programas estatales y los programas federales sean únicos y coordinados, en muchos de los estados se da la duplicidad y el mal manejo de estos.

    Si no se modifican las políticas públicas, y no se eleva la tasa de crecimiento de la economía y hay una mejor distribución de los ingresos, nuestro país seguirá siendo una fábrica de pobres que ahonde la desigualdad.

    En pocas palabras, hasta hoy la política social en México es un fracaso. Por ello, trabajemos fuerte para que el próximo informe del CONEVAL nos muestre una mejora en la calidad de vida de los mexicanos, pero sobre todo de los sinaloenses. Esto es como la agricultura: para poder cosechar, primero hay que sembrar.

    Gracias y que pasen una excelente semana.

Columnas de Opinión

CON EL 2018 A LA VISTA
CON EL 2018 A LA  VISTA

Sin Etiqueta CON EL 2018 A LA  VISTA LAS COSAS QUE  [ ... ]

QUIRINO ORDAZ LE PONE DIENTES A LA ...
QUIRINO ORDAZ LE PONE DIENTES A LA LEY PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE DEL ESTADO DE SINALOA.

NUEVA CULTURA DEL AGUA QUIRINO ORDAZ LE PONE DIENTES A LA [ ... ]

CALAVERAS 2017
CALAVERAS 2017

Sin Etiqueta CALAVERAS 2017 Por Jorge Walterio MEDINA Y [ ... ]

EL CAMINO DEL PRI
EL CAMINO DEL PRI

Sin Etiqueta EL CAMINO DEL PRI LAS COSAS QUE PASAN Por  [ ... ]

Temas políticos
Temas políticos

Sin Etiqueta Temas políticos Las cosas que pasan Por J [ ... ]

¿Águilas o zopilotes?
¿Águilas o zopilotes?

PUENTE NEGRO ¿Águilas o zopilotes? -    [ ... ]